En este momento estás viendo La Nutrición en el Cáncer, algo que no hay que descuidar

La Nutrición en el Cáncer, algo que no hay que descuidar

  • Categoría de la entrada:nutrición
  • Tiempo de lectura:20 minutos de lectura

Aceptar la confirmación de un diagnóstico de cáncer es una de las situaciones más difíciles por las que puede pasar una persona. Difícil, no sólo para el propio paciente, sino también para los sanitarios implicados. 

La llegada del cáncer a nuestras vidas es algo que requiere de una gran fortaleza psicológica previa pero también de una completa e integral preparación a partir de hay.

Son muchos los eslabones que, desde el primer momento del diagnóstico, el paciente y los profesionales han de comenzar a trabajar para lograr vencer a la enfermedad.

En esta batalla se verán implicados aspectos de muy diversa naturaleza como los propios tratamientos oncológicos,  la ayuda psicológica, los trámites de carácter social y una adecuada alimentación. 

Este tipo de pacientes, ante el estado inicial de confusión, no suelen ser conscientes de que han de pasar por todos ellos y de que, aunque es uno de los primeros descuidados, la correcta alimentación es crucial para conseguir el éxito.   

En este sentido la ayuda está más cerca de lo que parece. Los pacientes de cáncer han de visualizar con prontitud que tan sólo a unas calles de su casa, el farmacéutico les puede ser de ayuda en esta etapa fundamental de su tratamiento y recuperación.  

Por eso, esta semana hemos querido hablar en nuestro blog sobre la importancia de una correcta alimentación en pacientes de cáncer.  De igual manera también hemos hecho un breve repaso de las recomendaciones más importantes a tener en cuenta en este sentido:  la dieta correcta, los hábitos alimentarios más adecuados y los suplementos adicionales

Marketing por

La nutrición es muy importante en cualquier faceta o etapa de nuestra vida pero, más aún si cabe, en los pacientes con cáncer.  Según las estadísticas, una alimentación basada en una dieta mediterránea, podría ayudar a prevenir casi el 35% de este tipo de tumores. 

Una vez que el cáncer se ha establecido en nuestro organismo, la importancia de cuidar la alimentación sigue teniendo su peso por dos razones fundamentales: evitar las interacciones y prevenir la desnutrición. 

Los tratamientos oncológicos pueden presentar múltiples interacciones, no sólo con otros medicamentos o terapias alternativas, sino también con muchos tipos de alimentos. Interacciones que pueden reducir su efectividad o, aún peor,  generar daños importantes en estos pacientes. 

Por ello, y aunque los pacientes suelen salir del hospital con algunas directrices sobre alimentación, es fundamental que se pongan en manos de profesionales como los farmacéuticos especialistas en nutrición,  para recibir una correcta información y valorar potenciales beneficios y riesgos.

Por otro lado, otro de los riesgos de no considerar los aspectos relacionados con la alimentación en pacientes con cáncer, es el elevado riesgo de sufrir desnutrición.

Los tumores albergan muchos factores fisiológicos e implican cambios metabólicos que varían según la persona y que se traducen en pérdidas importantes de masa muscular (caquexia cancerosa). Es más, en algunos pacientes, en el mismo momento del diagnóstico, entre el 15% y el 40% ya  presentan desnutrición y esta puede aumentar hasta el 80% de los casos cuando la enfermedad está avanzada. 

La posibilidad de desnutrición también está determinada por la localización del tumor. Así, es mayor en los casos de cáncer de estómago, junto a los de páncreas, esófago, cabeza y cuello.

En términos generales, las principales causas de posible desnutrición en pacientes con cáncer son el propio paciente, el tumor y el tratamiento.  

 

Recomendaciones nutricionales en pacientes con cáncer

Las personas con cáncer tienen necesidades nutricionales específicas, especialmente si el tratamiento indicado es la quimioterapia. Pero comer en las cantidades y proporciones adecuadas puede ser un reto.

Las principales consecuencias de la desnutrición en el paciente oncológico son la reducción de la masa grasa y magra, así como los déficits de vitaminas y minerales. 

Síntomas como la anorexia, náuseas y dolor, unidos al incremento del gasto energético secundario al cáncer contribuyen a un balance energético negativo y a la consiguiente bajada del peso. 

Por otra parte, la disminución de la actividad física en estos pacientes contribuye a la reducción de masa muscular, empeorando la situación nutricional y funcional.

Las principales recomendaciones nutricionales en pacientes con cáncer son:  seguir dietas hiperproteicas e hipocalóricas, reconsiderar nuevos hábitos alimentarios y recurrir a la suplementación contrastada. 

Dieta en pacientes con cáncer

Ante estas situaciones y para favorecer un estado de salud adecuado del paciente, se recomienda seguir una alimentación rica en proteínas y calórica, que favorezca que el cuerpo se rehaga de los tratamientos.

Los alimentos de alto valor nutricional pueden tomarse antes, durante y después de someterse a un tratamiento oncológico, siempre que se toleren.

En este grupo de productos están aquellos que aportan gran cantidad de energía en poco volumen (como los frutos secos) y las proteínas de alto valor biológico (huevo, lácteos y derivados, carnes y pescados). 

 

Hay que recordar, no obstante, que la dieta con alto valor biológico es aquella equilibrada y variada.

En momentos de dificultad para comer, se pueden tomar batidos, con yogur, fruta y galletas, y purés. 

También hay que buscar alternativas. Por ejemplo, si la carne ya no gusta, se pueden obtener las proteínas de otros alimentos como frutos secos, tofu, batidos o licuados proteicos.

Adoptar nuevos hábitos alimentarios

En cuanto a los hábitos alimentarios,  lo ideal es realizar de cuatro a seis tomas al día de pequeña cantidad para facilitar las digestiones y apostar por una alimentación variada  y servida en platos pequeños. 

Comer es un acto social satisfactorio y para que el paciente disfrute en la medida de lo posible tiene que comer lo que le apetezca, huir de las comidas muy pesadas, evitar el exceso de grasas y utilizar especias y sazonadores para superar la falta de gusto o de olor.

En caso de anorexia, se aconseja evitar la improvisación y planificar el menú diario con antelación. 

Conviene aprovechar las horas en las que el paciente  tiene más apetito para realizar las tomas más completas, que suele ser en el desayuno. 

Los alimentos ácidos, como los zumos de cítricos, pueden estimular el apetito, y aunque es importante mantener un buen estado de hidratación, hay que evitar beber líquidos durante la comida para no sentirse saciado.

Suplementos de evidencia contrastada en cáncer

Cuando con la alimentación no es suficiente para cubrir los requerimientos nutricionales, los suplementos pueden suponer un aporte extra de energía, proteínas, vitaminas y minerales, aunque estos suplementos deben acompañar, no sustituir las comidas. 

Asimismo, cada vez hay más estudios que avalan el papel que pueden jugar ciertos nutrientes, como los ácidos grasos omega 3.

Pero pese al interés que despierta el efecto de ciertos micronutrientes en el cáncer, se alerta de que aunque se sabe que los enfermos que comen bien durante el tratamiento están más preparados para tolerar mejor la enfermedad y los efectos secundarios, no hay ninguna evidencia de que los suplementos dietéticos o los remedios naturales puedan ayudar a vencer el cáncer. 

Más bien al contrario, pueden ser contraproducentes, ya que pueden alterar el funcionamiento del tratamiento del cáncer.  

 

Marketing por

Ahora ya sabes un poco más sobre cómo has de modificar tu alimentación para contribuir a contrarrestar los efectos negativos de tu estado  y así conseguir tu recuperación lo antes posible. 

 

¿Tenías constancia de la importancia de la alimentación en tu enfermedad?

¿Has identificado algún error que estabas cometiendo?

 

Esperamos que sí y que este breve artículo te haya sido de ayuda. 

Recuerda que si tienes alguna duda que no hayamos aclarado en estas líneas o estás interesado en profundizar más sobre el tema, puedes contactar con nosotros por email o dejar tu comentario en este post. 

Deja una respuesta