En este momento estás viendo Consejos para detoxificar tu organismo. Operación Post-Confinamiento

Consejos para detoxificar tu organismo. Operación Post-Confinamiento

  • Categoría de la entrada:health
  • Tiempo de lectura:21 minutos de lectura

Esto de la vuelta a la rutina nos ha pillado a todos por sorpresa. Durante el confinamiento hemos pasado por diferentes estados anímicos y emocionales y a veces la nevera se apoderaba de nosotros como si de una fuerza superior se tratase.

 

 ¿Os ha pasado a vosotros también? A alguno de nosotros sí, y es normal, tampoco debemos culparnos por ello.

Ahora toca ponerle remedio. 

Los consejos que te vamos a dar en este post son para que los pongas en práctica siempre.  Se trata de un cambio de hábitos y de mentalidad para que goces de energía y buena salud. 

Normalmente, nos vienen las prisas por eliminar excesos cuando empieza el buen tiempo y nos apetece ya andar más ligeritos de ropa. 

Nosotros siempre decimos que la famosa “operación bikini” debería ser todo el año pero, como aquí de lo que se trata es de solucionar el aquí y ahora, os vamos a dar algunos consejos para que este verano luzcas palmito en la playa y estéis radiantes, y sobre todo y lo más importante, os sintáis felices y plenos.

 

Marketing por

Hoy en día hay un montón de gurús que nos dicen que debemos detoxificar el cuerpo varias veces al año, eliminar toxinas, hacer la dieta de la piña y muchas otras barbaridades. 

Hacerlo así no los llevará a ningún sitio porque, aunque si es bueno «detoxificar» nuestro organismo, lo que más bien hay que hacer es «ayudarle a que lo haga él mismo». Y ¿cómo? Ahora te lo vamos a contar.

Los seres humanos ya tenemos tres órganos preciosos que se encargan de eliminar las toxinas y son nuestro querido hígado, nuestro implacable intestino y nuestros amados riñones.

Estos tres órganos actúan como barrera y se encargan de eliminar todas aquellas sustancias que son malas para nuestro organismo, pero debemos ayudarles.

Si sigues leyendo hasta el final te vamos a contar cómo optimizar la función de cada uno de ellos.

 
 

Los radicales libres son los culpables del envejecimiento
y de muchas enfermedades

 

Seguro que escuchaste en más de una ocasión hablar de los radicales libres, pero ¿sabes realmente lo que son?

Los radicales libres son moléculas que se producen en nuestro organismo cada día como resultado de las reacciones biológicas que tienen lugar en nuestras células.

Un radical libre es una molécula que ha perdido un electrón, lo que le confiere una carga positiva y la vuelve inestable. Esta molécula inestable no se detendrá hasta recuperar el electrón negativo que le falta, el cual terminará “robando” de células de nuestro cuerpo, generando daño celular y con el tiempo deterioro físico.


Son los causantes del envejecimiento, de alteraciones en el ADN y enfermedades cardiovasculares, arterioesclerosis, diabetes y de otras enfermedades como el cáncer. También hay que decir que no todo en ellos es malo, pero ese es otro tema.

Aquí es donde entran en juego los antioxidantes. Los famosos antioxidantes ejercen su “magia curativa” donando electrones a estos radicales libres, neutralizándolos y evitando que sigan dañando y oxidando partes de nuestras células.

La importancia del agua en nuestro ritual detox

¡No te olvides de beber agua! aunque se te haga cuesta arriba y te apetezcan más los refrescos y bebidas lúdicas.

Un truco para disfrutar de ella es añadir a una jarra o botella de cristal bien llena, trocitos de frutas y hierbas aromáticas.

Una combinación divertida para consumir uno de los productos detoxificantes más baratos del mercado es mezclar el agua con rodajas de pepino, rodajas de limón y menta fresca, rodajas de naranja, fresas cortaditas, frambuesas y rodajas de lima.

Otra opción interesante para incorporar más agua en tu día a día son las infusiones. Hay un montón de tipos diferentes, aptas para todos los gustos, incluso hay algunas que se toman en frío. Eso sí, fíjate bien en la lista de ingredientes que sólo contengan las hierbas que forman la infusión, ¡nada de azúcares añadidos!

 

Consejos detox para una salud de hierro

Vale, ahora llegó el momento de daros los mejores consejos para cuidar tu cuerpo, tu salud y que los radicales libres ni se atrevan a tocar a tus células.

Cualquier tratamiento “détox” que te vendan debe contar con un mínimo de evidencia científica, comparando de alguna manera el antes y el después.

Existen tests con los que podemos saber en unos minutos mediante una prueba en orina qué nivel de radicales libres tienes en tu cuerpo y podemos contrastarlos con el nivel que tendrás al acabar el tratamiento.

Estos son algunos de los consejos, con suficiente evidencia científica, que te pueden ayudar a combatir los radicales libres:

Consejo 1.- Limitar la exposición a toxinas

Parece evidente pero si no quieres obligar a tu cuerpo a luchar contra las toxinas, evítalas en primer lugar. Minimiza o evita la ingesta de alcohol, medicamentos (sólo los prescritos por tu médico o aconsejados por tu farmacéutico) tabaco y alimentos ultraprocesados ricos en azúcar, aceites vegetales etc.

Prioriza envases de vidrio para beber agua o para almacenar los alimentos.

Consume alimentos ricos en antioxidantes como son los frutos rojos, el cacao (más del 85 %de cacao), las crucíferas como el brócoli, las coles, la col…, las frutas en general, los vegetales, los frutos secos y las semillas.

Consejo 2.- Optimizar tu intestino

Las toxinas en tu intestino están técnicamente fuera de ti. Suponen un problema si cruzan el intestino y entran en tu torrente sanguíneo. Para evitar esto tienes que controlar un factor clave: mantener una microbiota saludable.

Tus “bacterias buenas” participan en la defensa contra las toxinas por ello es importante que incluyas en tu alimentación una combinación de probióticos (alimentos fermentados o algún probiótico recomendado por tu farmacéutico) y prebióticos, como almidón resistente o fibra.

Prioriza la fruta entera en vez de los zumos, ya que en los zumos eliminas toda la fibra y no ayudas a balancear tu microbiota.

Consejo 3.- Optimizar tu hígado

Mantener buenos niveles de glutatión ayuda al hígado a realizar su función de desintoxicación. Los alimentos ricos en sulfatos juegan un papel importante en la desintoxicación del hígado. Destacan ciertos vegetales, como brócoli, coliflor, coles, cebolla y ajo. También proteínas animales como huevos.

Aunque especias como el cilantro y la cúrcuma cuentan con evidencia científica a su favor, dentro de los suplementos herbales para el hígado, el premio se lo lleva el cardo mariano, empleado tradicionalmente para tratar trastornos hepáticos, siendo la silimarina el principio activo que nos interesa. Ayuda después de una época de excesos.

Consejo 4.- El ayuno y la actividad física

El ayuno breve (12-16 horas) promueve  la autofagia, que es nuestro sistema natural de reciclaje. Este mecanismo es el responsable real de muchos de los beneficios que divulgan los seguidores de las «dietas detox».

Por otro lado, la actividad física es un elemento importante para mejorar la circulación y todo el proceso de desintoxicación. Un efecto derivado de la actividad física es la secreción de sudor, que es otra vía para eliminar toxinas.

 

Marketing por

Esperamos que estos consejos te hayan servido y te hayan aclarado un poco las cosas. Estaremos encantados de ayudarte y de elaborarte un plan individualizado según tus objetivos y necesidades.

Si te ha gustado este post compártelo con una amig@ o en tus redes sociales.

Hasta la semana que viene.

Deja una respuesta