En este momento estás viendo Pautas para mejorar tu bienestar emocional

Pautas para mejorar tu bienestar emocional

  • Categoría de la entrada:health
  • Tiempo de lectura:17 minutos de lectura

¿Te has preguntado por qué te cuesta tanto esfuerzo estar motivado

¿Sabes cual es el motivo por el que llegas sin fuerzas al final de tu jornada diaria? 

Nosotros no tenemos la respuesta definitiva pero, a menos que tengas algún problema importante de salud o más de 70 años, permítenos decirte que ¡no es normal que te ocurra esto! 

Si no eres capaz de conseguir ciertos objetivos y sientes gran frustración por ello es obvio que ¡necesitas ayuda!

Si ves como otras personas mantienen una alta motivación y consiguen metas que a ti te resultan inalcanzables también pensamos que ¡necesitas ayuda! 

¡Pero no te preocupes!  Lo tuyo no es tan grave como parece.  

Más allá de las habilidades y características personales, todos estos referentes tienen en común dos características que quizás tu no has sabido ver aún: Equilibrio emocional y una actitud de confianza ante la vida.

Desde nuestra experiencia ayudando a personas como tu, sabemos que más allá de la dificultad de algunos retos, es muy importante que te des cuenta de cómo te encuentras desde un punto de vista emocional.

Debes preguntarte con sinceridad… ¿tengo una adecuada energía física y mental que me ayude a adquirir la confianza y calma que necesito para mi mism@?

¡Qué pregunta tan profunda y que respuesta más difícil! ¿verdad?

Pues por eso esta semana, desde nuestro blog, hemos decidido contarte algunos de los consejos que mejor le han funcionado a nuestros pacientes para mejorar su bienestar emocional.

Marketing por

Un adecuado estado emocional es importante para saber qué dirección tienes que seguir en tu vida y qué retos , objetivos y logros quieres conseguir. En definitiva ¿qué vida quieres vivir?

Pero, ¿cómo lo consigues? ¿qué actitudes y hábitos has que adoptar? 

Pues, del mismo modo que para tener un buen coche necesitas pagar un precio alto, para tener un sensacional estado emocional también tendrás que esforzarte. 

¿En qué medida?¿de qué manera? Pues, de entrada, adquiriendo hábitos de vida saludables y buenas actitudes de exigencia personal en el día a día. 

Las pautas a seguir para conseguir los principales ingredientes de un estado emocional saludable no son fáciles pero tampoco inalcanzables.

Pautas para conseguir un buen estado emocional

1.- Organízate y gestiona tu tiempo para las actividades del día a día.

«A cada cosa su tiempo y un tiempo para cada cosa». Repítete ésta frase para tener foco en lo que estás haciendo en cada momento y darte cuenta de si hay alguna tarea a la que le estés dedicando más tiempo del necesario. 

No te identifiques en exceso con ninguna actividad que realices, porque de lo contrario es posible que puedas desarrollar cierto malestar, ansiedad y nerviosismo. 

Elabora un calendario semanal y programa actividades fuera de tu horario laboral.

2.-Ten una buena higiene del sueño.

Tienes que aprender a desconectar y descansar adecuadamente. Para ello te propongo que disminuyas en la medida de lo posible el consumo de bebidas estimulantes (café, té, refrescos con cafeína) y las bebidas alcohólicas. 

Es muy importante que reduzcas los estímulos visuales y auditivos como las luces intensas, los teléfonos móviles, el televisor y los equipos de música al menos 45 minutos antes de irte a la cama.

3.- Realiza ejercicio regularmente.

Empieza a practicar actividades que equilibren tu cuerpo y mente y que te ayuden a controlar estados de ansiedad e impulsividad. 

Puedes optar por actividades aeróbicas acordes a tu estado físico como caminar, correr, pasear en bici, jugar al fútbol o al baloncesto u otras para conectar con la respiración, sobre todo si eres una persona con problemas de ansiedad como el yoga, la meditación o  el mindfulness. 

Éstas actividades requieren mucha práctica y continuidad para resultar efectivas así que sé paciente.

4.-Cuida tu alimentación

Sigue una alimentación variada y rica en nutrientes de calidad (frutas y hortalizas de temporada, legumbres, pescados azules, carnes magras, huevos, lácteos bajos en grasa y cereales integrales como arroz, pasta o quinoa, entre otros).

Utiliza técnicas de cocción que hagan que los alimentos resulten más fáciles de digerir como los salteados o la cocción al horno o al vapor, entre otras opciones. 

Realiza al menos 5 o 6 comidas diarias en pequeñas cantidades para sentirte con energía y agilidad y no sentir hambre en exceso. 

Marketing por

Además de estas pautas básicas que te hemos propuesto, desde la oficina de farmacia también puedes encontrar ayudas naturales, como las plantas medicinales y los suplementos funcionales, que contribuyen a conseguir mejorar tu estado emocional. 

¿Los conoces? ¿sabes qué productos fitoterápicos podrían ser complementarios en tu salud emocional?

¿quieres que te recomendemos los mejores del mercado?



Pues responde a este post con tus dudas o preguntas y te asesoraremos sin compromiso.